La medicina ¿humana?

Buenas tardes a todos 😀

Últimamente escribo poco, la verdad, pero es que muchas cosas están ocurriendo. El ritmo de sexto empieza a acelerar según nos acercamos al punto final de la carrera. Las fotos de la Orla, el vídeo que se hace todos los años, el Vino de Honor, la organización de las últimas fiestas, ECOEs, viajes, el TFG que se hace ETERNO… Pero al final, va bien.

Como notaréis, falta una página en esta web, y es que si bien es cierto que antes tenía un apartado llamado “apuntes” he decidido quitarlo porque no se hace mucho uso de él, la web donde alojaba mis apuntes tampoco pagaba gran cosa (he ganado la locura de tres céntimos, ¡increíble!) y todo contenido inútil nada más que sobrecarga el blog y lo hace cargar más lento. Prefiero por tanto dedicarme a escribir mis pensamientos por aquí, que es más productivo.

Así pues, ahora que ya voy mejor, me dispongo a contaros de nuevo una reflexión que estoy madurando durante estos días.

Todo ha venido a raíz de empezar mis prácticas de Ginecología. Una memoria de prácticas, un trabajo escrito y presentación al final del periodo rotatorio, un par de guardias, sesiones por las mañanas y un horario diseñado milimétricamente pero con errores a pesar de ello. Pero no, eso no es lo que me alarma. Lo que me ha alarmado es la considerable falta de humanidad que he vivido en uno de los días de rotatorio.

Estaba en la UCSI (Unidad de Cirugía Sin Ingreso) ayer mismo, que tocaban intervenciones de ginecología. Entre dos de las intervenciones, la anestesista, hablando por teléfono con alguien, empezó a hablar sobre las intervenciones para el día siguiente, que parecían ser de odontología. Y fue entonces cuando la escucho decir “Mañana tenemos cuatro, el primero es discapacitado y los otros tres normales”.

Normales. NORMALES. Así, tal cual. Se quedó a gusto la mujer.

En ese momento entro al grupo de WhatsApp que tenemos los alumnos que estamos rotando a la vez por el Servicio y comento lo ocurrido. Mis compañeros alucinando, como es lógico. Y en ese momento uno de ellos nos comenta que el médico con el que estaba hoy en Consultas Externas también ha soltado una de esas, diciendo a la salida de una paciente “no sé para qué la citamos, si se va a morir antes”. Sinceramente, no doy crédito.

Ante cosas como ésta, unido al trato que se nos da en ocasiones a los estudiantes, me pregunto qué es lo que está fallando en la formación médica para que muchos médicos se deshumanicen de esa manera. Que no voy a decir que todos sean iguales ni mucho menos (o seamos, que para lo que me queda…), porque me he encontrado en estos seis años de carrera a profesionales que son todo lo contrario a lo que he descrito. Pero está claro que es un problema real, y que repercute no sólo en nuestra formación sino en la atención que damos a la gente que consulta, y gracias a la cual tendré trabajo el día de mañana.

¿Habéis tenido alguna experiencia similar? ¿Habéis visto o bien oído algo similar? ¿Opiniones acerca del problema y de hipotéticas soluciones o mejoras? Se aceptan (y esperan) comentarios 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .