La Cuarta Vuelta

¡Buenas a todos!

Al fin, ¡estamos acabando enero! Y eso significa que estamos ya en la última vuelta del temario, la cuarta. Una mañana para estudiarte una asignatura, una tarde para estudiar la siguiente, y haciendo aún correcciones de simulacros y autoevaluaciones. Una locura, pero una locura que sabe bien.

De momento estoy cumpliendo el horario, me está dando tiempo a todo y lo mejor: a estas alturas puedo decir que he cumplido mi propósito (y sigo en ello durante los pocos días que quedan) de estudiar el MIR sin recurrir a ningún psicoestimulante durante las horas de estudio (ni cafeína, ni teína ni nada similar), ni a ningún fármaco para controlar la ansiedad/estrés o dormir mejor (nada de betabloqueantes ni benzos). A lo mejor a algunos os parece una chorrada esto, o a otros os parece directamente mal. Ya sabéis, “si te hace falta, tómalo”. Pero es que el propósito no es no tomar fármacos, el propósito es no necesitar tomarlos. Ser capaz de gestionar las propias emociones y necesidad de sueño y descanso. Y claro, no voy a decir que no haya pasado malos ratos, porque estaría mintiendo como una bellaca, pero me he bastado con mis propias herramientas y apoyos para pasarlo y he de decir que estoy contenta por ello. Simplemente.

A estas alturas, el estudio sabe ya a despedida. Mirar cada día un manual y saber que, yendo todo como debería ir, no lo vas a volver a abrir… Es una sensación agradable, y a mí en particular me motiva a mantener el ritmo y puedo decir que esta fase, de momento, es mejor que ninguna de las anteriores.

Como cosa curiosa, este sábado vamos a hacer en mi academia el simulacro en las aulas reales del examen MIR del día 10 de Febrero. No sabía que íbamos a hacer algún simulacro allí pero me parece bastante acertado. Llamadme controladora, pero necesito saber dónde están los baños con respecto al aula donde me examinaré, para saber la prisa que me tengo que dar en ir el día 10. Sí, mi mayor inquietud ahora mismo es saber que el baño no esté al quinto pino de la clase donde esté yo, así va mi cabeza.Y bueno, también viene bien saber con cuánta antelación real he de salir de casa para llegar a la localización del examen media hora antes de las 4 de la tarde, como te indican en el correo que el Ministerio manda.

El Ministerio, otro que tal baila. Ya he visto algunas personas a las que les han contado mal el expediente… Chapuza máxima a estas alturas. De momento, a mí me lo han contado bien, así que toquemos madera porque por ahora no me la han liado. Aún pueden hacerlo después del propio examen, pero creo que es más improbable, y menos peligroso.

En fin, creo que esta entrada va a ser de las últimas que escriba en el periodo de estudio, así que dentro de nada me dedicaré a escribir sobre cómo estoy aprovechando el tiempo desde el examen hasta la toma de plaza, caso de ir todo como debe.

Sin más que añadir, ¡ánimo a todos los opositores, la plaza es nuestra!

Un comentario en “La Cuarta Vuelta

  1. Pingback: Mi experiencia con la academia MIR | La Bata de Azahara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .