¿Cómo elegir dermatoscopio?

¡Buenas a todos!

Hoy os traigo, como prometí, una pequeña entrada con mis consejos a la hora de elegir dermatoscopio.

Lo primero que hay que plantearse a la hora de elegir un dermatoscopio es si vamos a priorizar la calidad de las imágenes que vemos o la capacidad de almacenar las imágenes con algo más de detalle de lo que la cámara del móvil ofrece. Esto va a ser especialmente interesante para la teledermatología, el servicio de “telederma” que comentaba en la entrada anterior.

Entre los dispositivos que permiten aprovechar el teléfono para tomar imágenes y poder guardarlas, encontramos algunos como los de este ejemplo o este otro, que como veis no son dermatoscopios sensu stricto para poder tomar imágenes con algo más de detalle y más aumentos de los que permite una cámara de teléfono móvil sin perder nitidez. Insisto, no son dermatoscopios como tal, pero pueden ayudar a aumentar la calidad de las imágenes que tomamos para enviar a dermatología:

Juego de lentes para smartphone. Podéis consultar más acerca del producto clicando en el primer hipervínculo que he puesto.
Este dispositivo funciona como una única lente adaptable, más que como un juego de lentes. Para el smartphone, aunque ya tenga una apariencia más de dermatoscopio. Podéis consultar el producto en el segundo hipervínculo del párrafo anterior.

Si vamos aumentando el presupuesto, nos encontramos ya con los primeros dermatoscopios como tales. Existen modelos económicos, que tienen una apariencia similar a los otoscopios, y que poseen iluminación con xenón. Esto hace que su precio sea menor, pero también es verdad que suelen durar menos:

Nos recuerda a un otoscopio con frecuencia, no nos permite tomar fotos directamente pero nos da imágenes más reales, de más calidad, que modelos previos. Podéis consultar su información en el hipervínculo del párrafo anterior.

Después de estos dispositivos intermedios, pasamos a dispositivos de más renombre, más confiables, y sobre todo, con iluminación LED. Esto hace que el dispositivo tenga mayor vida útil, pero es algo que, naturalmente, se paga. El dermatoscopio por excelencia y que seguro que habéis visto en más de una ocasión es el DermLite dl100:

El rey de los dermatoscopios, básicamente. Clásico, confiable. Eso sí, su precio ronda en torno a los 200-300 euros según dónde lo compres. Puedes ver más información clicando en el hipervínculo del párrafo anterior.

Por último, tenemos modelos más actuales, versiones actualizadas del DermLite dl100, como el DermLite dl200. Lógicamente, mejores prestaciones, más precio (desde 800 hasta casi 1000 euros según dónde lo veáis):

La versión más actualizada del DermLite clásico, con un precio… también actualizado.

En definitiva, si revisamos un poco la progresión de calidades y de modelos en el mercado, creo que queda bastante claro que hay que saber qué uso le vamos a dar al dispositivo en la vida real para saber si invertir más o menos y no quedarnos cortos o pasarnos comprando un dispositivo que se nos quede “grande”. Si vamos a ser dermatólogos y vamos a hacer un uso superespecializado e intensivo, de forma diaria, parece lógico invertir una cantidad mayor y comprar un buen dermatoscopio desde el principio. Si solamente vamos a usarlo en casos particulares, y no de forma intensiva y diaria, como puede ser el caso de la Medicina de Familia, probablemente con un DermLite dl100, o bien un modelo de calidades similares pero de otra marca, sería suficiente. No recomiendo el uso de lentes de móvil salvo como una herramienta complementaria para la teledermatología, pues nos sirve para hacer la foto en cuestión pero no es suficientemente fiable para el diagnóstico. Se puede usar, pero siempre como herramienta para la toma de la imagen, usando también un dermatoscopio para realizar el propio diagnóstico. Tampoco recomiendo los dermatoscopios con luz halógena porque si bien es cierto que su imagen es decente y suficiente, suelen tener menos vída útil y lo que queremos es un aparato que nos dé buena calidad de imagen y nos dure lo máximo posible.

Evidentemente, esto son mis opiniones y mis consejos en base a mi rotatorio de dermatología, los consejos que me han dado a mí misma los dermatólogos con los que he estado y mi búsqueda en internet para ver y comparar precios. Espero que os haya sido de utilidad, y ya sabéis, comentadme si estáis pensando en comprar uno, qué habéis decidido finalmente, y si os ha servido de ayuda. Si os gusta mi contenido, compartid, difundid, que siempre me hace ilusión 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .