Los sentidos dormidos

¡Buenas a todos!

Últimamente se habla mucho de la pérdida del gusto y del olfato, por desgracia, por motivos que ya conocemos, pero hoy me apetece hablar de todo lo contrario: de los sabores intensos.

Es de todos conocido que en términos de alimentación, es muy complicado para gran parte de la población llevar una dieta sana, con un 80-90% de comida variada, hecha en casa, saludable, y solo un 10-20% de comida procesada. Hay múltiples factores que influyen, desde el ritmo de vida hasta las dotes culinarias de cada uno, los precios de cada tipo de alimento, pero… hay un factor acerca del cual yo aprendí hace poco y que me gustaría comentaros también a vosotros, como curiosidad: la hiperpalatabilidad.

Photo by Karley Saagi on Pexels.com

La hiperpalatabilidad es, para explicarlo de forma sencilla, el sabor llevado a su máxima expresión. Sabores intensos, explosivos, que en cierto modo “enganchan”, aunque no se trate de una adicción como tal. ¿Qué nos parece más apetitoso, una manzana o una napolitana de chocolate? ¿Qué tiene “más sabor”? ¿Qué escoges primero? Si nos lo planteamos así, entendemos perfectamente el matiz del que hablo. Siguiendo el ejemplo que he puesto, el sabor de la manzana está ahí, es dulce, se percibe. Pero la napolitana no tienes que paladearla mucho para detectar el sabor dulce. La manzana, en cambio, requiere un par de vueltas, por lo general, pues el sabor es más tenue.

Los alimentos hiperpalatables son, por lo general, dulces procesados como en el ejemplo anterior, o comidas con alto valor calórico y normalmente una proporción de hidratos de carbono y/o grasas no saludables también alta. Estamos hablando de fritos, por lo general, así como comida fast-food como las hamburguesas, pizzas y ultraprocesados. En general, el proceso de fabricación de dichos alimentos implica o bien 1) grandes cantidades de azúcares sobreañadidos o bien 2) grandes cantidades de grasas (y normalmente no es aceite de oliva…). Tanto el azúcar como las grasas tienen la capacidad de intensificar los sabores de los alimentos, haciéndolos más atractivos.

Photo by Trang Doan on Pexels.com

Aquí es, por tanto, donde viene el problema: si acostumbramos nuestro paladar a sabores hiperpalatables como los de estos alimentos, luego nos costará más ver el atractivo de otros alimentos con sabores más suaves, como pueden ser las frutas y verduras, los alimentos a la plancha, quesos frescos… y por tanto, nos será más difícil incorporarlos diariamente a nuestra dieta. No nos apetecerán. De modo que una de las mejores maneras (y más duraderas) de mejorar nuestros hábitos alimentarios es reducir paulatinamente este tipo de productos en nuestra dieta. Siempre, siempre, de forma progresiva, y reeducando a nuestro paladar para que aprenda a apreciar los sabores propios y texturas de todos los alimentos. Os pongo un ejemplo: yo tomaba café echando algo de azúcar, cambié al edulcorante, y finalmente empecé a reducir la cantidad de edulcorante hasta eliminarlo. A día de hoy, me tomo el café sin nada, y si le echo algo de endulzante (sea azúcar o cualquier sacarina), lo noto tan dulce que no me gusta y no me lo puedo tomar. ¡Es todo cuestión de educación del paladar!

Me vais a permitir un pequeño disclaimer: no hay que demonizar ningún alimento, ni siquiera los ultraprocesados, pues no presentan ningún problema de salud alimentaria. No es preciso tampoco suprimirlos por completo; ni es saludable prohibirnos ningún alimento. Pero a la hora de mantener una alimentación variada y saludable es muy importante entender qué comemos, en qué proporción incorporarlo a la dieta y, lo más vital: disfrutar de su consumo, y tener una relación saludable con la comida.

Dicho lo cual, espero que os haya resultado interesante esta entrada y ya sabéis: a comer de todo, ¡con cabeza!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .