La vacunación continúa

¡Hola a todos!

Hoy vuelvo, como todas las semanas, a escribiros por el blog. Sigo todavía en mi rotatorio de rural, aprovechando la toma de contacto real con la medicina “de antes”, la prepandémica. Mientras, en mi Centro de Salud de origen y en el hospital continúan las vacunaciones, empezando ya a vacunar a los ancianos.

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Os explico: en mi Comunidad Autónoma (C. Valenciana) ha empezado la vacunación de la población general desde hace ya un par de semanas. Inicialmente se han elaborado unos listados con los datos de todas las personas mayores de 90 años, que están siendo los primeros en ser vacunados. De hecho, en el momento en que escribo esto, ya casi se ha finalizado su vacunación en las localidades más pequeñas. En las grandes ciudades, se solapa con la vacunación del siguiente grupo de individuos: los mayores de 80.

Como veis, se ha organizado todo de manera que los más mayores sean los primeros en recibir sus dos dosis de vacunación. Digo dos dosis porque, por edad, les corresponde la vacuna de Pfizer, que necesariamente consta de dos dosis para tener la máxima protección que ofrece. Poco a poco, se irá rebajando la edad de las personas a vacunar, hasta completar al total de la población. Llevará tiempo, pero seguro que valdrá la pena la espera.

Photo by Edu Carvalho on Pexels.com

Evidentemente, no os podéis hacer la idea de la ilusión con la que los pacientes están recibiendo la noticia cuando les avisamos de que ya les toca vacunarse. Se emocionan, acuden súper arreglados… no deja de ser un hecho histórico, al fin y al cabo. Ellos, los más beneficiados, lo saben, y son conscientes del privilegio que supone que gracias a la ciencia puedan disponer de esta vacunación. Para otros, por desgracia, no ha llegado tan a tiempo.

Seguramente ahora estáis pensando una cosa: ¿y los que no pueden acudir a su Centro de Salud a vacunarse? No hay problema. Existen tanto la opción de vacunarse desde el coche. Hay sitios como Galicia donde lo están practicando: el familiar lleva al anciano en coche y bajando la ventanilla le vacunan, se esperan quince minutos en el mismo coche y ya se pueden ir. Incluso también, en caso de imposibilidad de desplazamiento (pensad en un paciente encamado, por ejemplo) se han organizado equipos de vacunación a domicilio para administrar la vacuna a ancianos y otros pacientes dependientes que no puedan acudir a su Centro o ser desplazados por algún familiar. Constan de dos enfermeras y una médica, que acuden al domicilio para realizar la vacunación y de hecho incluso esperan allí mismo 15-30 minutos para poder atender a la persona vacunada si existiese algún problema (muy raro, pero por si acaso).

En cualquier caso, estoy contenta. Contenta porque las personas están, de momento, recibiendo la noticia de su vacunación con alegría y con esperanza. Contenta por la medicina que veo día a día y porque toda esta gente ya va a quedar protegida.

Y vosotros, ¿estáis impacientes por ser vacunados? ¿os han vacunado ya, o tenéis algún familiar a quien hayan vacunado? Comentadme por RRSS, os leo 😉

Un comentario en “La vacunación continúa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .