Los cuatro SAMU del apocalipsis

¡Hola a todos!

Hoy os quería contar que he tenido la guardia de pediatría más movida de todas las que he hecho hasta el momento. Literal, dormí una hora y media.

Por la tarde estuvo bastante bien de faena, hubo pacientes pero era algo asumible, te daba tiempo a ver niños a buen ritmo, y no tenían que esperar mucho. Pero luego llegó la noche, y alucinamos en colores.

Photo by Karolina Grabowska on Pexels.com

Nos llegaron cuatro SAMU (digamos que son las ambulancias que transportan los casos más graves): un caso de un debut de un cáncer hematológico, una sepsis de origen incierto, otro más que no recuerdo ahora y el que me impactó más: una intoxicación con pastillas de todo tipo en una niña de unos 10-13 años aprox.

Os comento: la cosa estaba en que la niña se había tomado múltiples comprimidos de varios antibióticos (amoxicilina entre ellos), relajantes musculares, paracetamol, y alguna cosa más que había pillado por ahí, todo en pastillas. Quince de una, diez de otra, otras 20 de otra… en principio parecía un intento de suicidio, pero bien podría ser un mecanismo de movilización del medio. Es decir, sin intención real de fallecer, previendo y preparando el rescate para ser atendida antes de que nada grave le pasara.

En estos casos hay que actuar rápido. Hay que saber exactamente qué ha tomado, en qué cantidad, y a qué hora, para saber qué hacer en cada caso. Para poner un ejemplo que podáis entender, el paracetamol es tóxico a partir de 4 gramos al día, de modo que si se tomó 10 comprimidos de un gramo cada uno, tomó 10 gramos… claramente una dosis tóxica. Esto podría conducir al fallo hepático y al trasplante hepático incluso, si no se pone a tiempo su antídoto (la N-acetilcisteína) en la dosis necesaria. Además, se requiere que la paciente pase unas horas en observación (más o menos horas según qué tome y cuánto tome), poner una vía con fluidos, quizá otros antídotos según lo que tome, u otros compuestos para proteger la función de sus órganos vitales.

En este caso concreto, la paciente fue primero atendida en el hospital que le tocaba según su domicilio, y de allí nos la derivaron a nosotros, al ser centro de referencia. Como al llegar al primer hospital había pasado muy poco tiempo desde que tomó la sobredosis (menos de dos horas) le dieron carbón activado para inducir el vómito de las pastillas ingeridas, y evitar que tantos fármacos pasasen a la sangre. Para que os hagáis una idea, el carbón activado es como un petróleo negro, pero negro negrísimo, que debe saber a rayos. Según se toma, la persona vomita, y expulsa con ello la medicación que aún no hubiera digerido. Así se consigue que no digiera la totalidad de fármacos que tomó, y que la intoxicación sea menor.

Cuando llegó a nuestras instalaciones, tenía un estado general excelente. Consciente, hablando con nosotros, como si nada hubiera pasado. Eso sí, no se libró de que consultásemos con el Centro de Información Toxicológica (sede en Madrid) para revisar los antídotos que había que añadir, el tiempo de observación que necesitaría… el procedimiento habitual. No sé cómo quedaría, pero parecía que, por fortuna, iba a evolucionar bien.

Photo by Polina Tankilevitch on Pexels.com

El motivo por el cual una persona tan pequeña puede sentirse tan mal como para llegar a ese extremo, me cuesta de entender. Pero lo que sé perfectamente es que nadie de esa edad debería pasar por tanto sufrimiento. ¿Qué está pasando? ¿Por qué vemos estas cosas también en los niños? Creo que es algo que da pie a reflexionar. Pero las explicaciones, desde luego, no serían agradables.

Contadme vuestras impresiones en comentarios. ¿Habéis vivido algo similar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .