La “UCAsión perfecta”

¡Hola a todos!

Hoy vengo a contaros el rotatorio que estoy haciendo durante el mes de abril. En este mes, voy a hacer el penúltimo de mis rotatorios de residente, antes de volver para quedarme definitivamente en mi Centro de Salud de origen. Dicho rotatorio va a tener lugar en la Unidad de Conductas Adictivas.

Photo by cottonbro on Pexels.com

Llevo de momento poco tiempo, apenas una semana, sin embargo ya me ha dado tiempo a ver muchas historias, más complejas de lo que podemos imaginar. Relatos que llevaron a las personas que atendemos a la droga como válvula de escape ante una realidad que no sabían manejar.

He visto pacientes que huían de África siendo niños de la guerra y que al llegar a nuestro país cayeron en otras mafias y en la droga, por el remordimiento de las muertes que les obligaron a ejecutar en su infancia. He visto a personas que fueron víctima de malas compañías y ahora viven las consecuencias de la adicción. Por supuesto, he visto historias menos tristes, y personas malas de verdad, sin ser esto una opinión sino un hecho. Pero sobre todo, almas rotas atrapadas en vidas sin estructura.

Photo by Samantha Kandinsky on Pexels.com

Obviamente, también he visto casos curiosos, anécdotas de las que me gusta traer aquí. Vimos un caso de un paciente que, en resumidas cuentas, llevaba ocho años de su vida, según contaba, tomando 40 comprimidos de paracetamol más codeína.. al día. Cuarenta al día, tal cual. Unos 20 gramos de paracetamol al día (y es un fármaco tóxico a partir de los cuatro gramos diarios…). No me explico cómo sigue vivo, sinceramente. Me inclino a pensar que no tomará realmente tantos comprimidos… aunque probablemente tome más sustancias, o eso sospechamos en su día.

La verdad es que el tema de las adicciones es un mundo: destroza la vida del paciente, destroza la vida de su familia y la de todos los de su alrededor. Es algo que aísla al paciente, le hace quedarse solo y sin recursos económicos ni de ningún tipo. Si además confluye alguna otra situación vital complicada, imaginaos cómo puede acabar la cosa.

Por el momento no puedo contar mucho más, pero tengo pensado escribir otra entrada cuando acabe este rotatorio con las conclusiones que saque de pasar por aquí. De momento estoy asombrada, maravillada y aterrada a partes iguales con lo que veo, pues la adicción es devastadora como un tornado para la persona adicta pero también para todo su entorno. No perdona.

Yo hoy lo dejo aquí, pero nos vemos en la siguiente entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .