El suicidio es evitable

¡Hola a todos!

Hoy os quería escribir una entrada de estas de salud mental que de vez en cuando escribo, y que me parecen de la máxima importancia. Esta semana sin ir más lejos, salía a la luz una noticia de que un compañero residente de otro hospital había cometido suicidio. No es algo extraño, ni anecdótico: el colectivo médico es uno de los que posee la tasa de suicidios más alta entre todas las profesiones, junto a los veterinarios, por ejemplo. Y en términos generales, en España se producen diez suicidios cada día. Esto es algo que ya explicaba en una entrada anterior, donde hablaba de lo importante que es romper el tabú… y lo sigo pensando, por supuesto.

Photo by Kulbir on Pexels.com

Creo que a la hora de entender qué es lo que está pasando una persona que desea acabar con su vida, es muy importante que quede clara una cosa: el que planifica su muerte realmente no desea morir. Lo que desea es acabar con su sufrimiento, que es tanto y tan intenso que no ve otra forma de acabarlo sino finalizar su vida en este mundo. Imaginad el nivel de desesperanza que debe ser creer que nada ni nadie te puede ayudar, que nada puede ser de utilidad, que nadie lo va a intentar contigo: solo morir te salva. No, no desean morir. Desean dejar de sufrir.

Por desgracia, estamos en un momento histórico en el que la salud mental se está viendo soberanamente mermada en múltiples ámbitos. Mucha gente ha perdido familiares, ha debido estar confinada por contacto con alguien que ha sido positivo, y bueno, ni que decir tiene que todos hemos hecho al menos un confinamiento: aquél de principios de 2020 donde no podías salir a nada, salvo comprar o pasear al perro, o tirar la basura.

Todo esto ha supuesto un impacto en la salud mental drástico a nivel global, y es de esperar que la patología psiquiátrica (depresión, ansiedad, adicciones, etc) y todo lo que conlleva aumenten en este periodo. Y con ello, desgraciadamente, los suicidios.

Photo by freestocks.org on Pexels.com

Me permito aquí hacer énfasis en una cosa: podemos ayudar a quien se encuentre en riesgo de suicidio. Disponemos del Teléfono de la Esperanza en Valencia: 96 391 60 06 y del Teléfono de Atención en Crisis: 717 003 717. Este teléfono atiende tanto a personas que estén pensando en cometer suicidio, como a personas que conozcan a alguien en esa situación y deseen ayudar. Mantiene su servicio las 24 horas del día, también en verano. Llamad, es una herramienta maravillosa, para cualquier persona que esté pasando un duelo, en depresión, ansiedad, o con ideas de muerte. Disponen también de una web en este link, con recursos de todo tipo que pueden ser de utilidad.

Por último, terminaré la entrada diciendo una cosa:

Si conoces a alguien que se encuentra en esta situación, le intentas ayudar como buenamente sabes pero aún así acaba cometiendo suicidio… NO es tu culpa, la decisión nunca estuvo en tu mano.

Si te encuentras en una situación que no sabes cómo solucionar, si piensas en la muerte, en quitarte la vida… O si conoces a alguien en esta situación y no sabes cómo ayudar, llama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .